Gen de resistencia a la sequía, una revolución biotecnológica

La bióloga argentina Raquel Chan ha logrado aislar un gen resistente a la sequía  en un modesto laboratorio universitario de la zona agrícola argentina, tal y como se publica el 21 de abril 2012. La expresión de este gen en el genoma de la soja, maíz y trigo, podría suponer una verdadera revolución en agricultura, aumentando enormemente la productividad.

Fuente: El Litoral


Al frente del Instituto de Agrobiotecnología de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), Chan, Doctora en Biología Molecular por la Universidad de Estrasburgo (Francia), coordinó el grupo de investigación que estudió el girasol y logró identificar entre su complejo genoma, al gen HAHB-4, que lo hace resistente a la sequía y la salinidad del suelo.

La productividad aumentaría en un 10% para estas plantas modificadas genéticamente, y en algunos casos, incluso se duplicaría, pero en ningún caso, tal y como afirma Chan, “la planta transgénica produciría menos que la no-transformada”.[quote float=”right”]”La biotecnología puede dar respuestas, puede ayudar a producir más alimentos, pero el hambre se soluciona con decisiones políticas”[/quote]

Cuanto las condiciones climáticas son más extremas, es más notoria la resistencia ala sequía de las plantas transformadas respecto a las que no tienen en el gen. Sin embargo, esto no significa que estas plantas crezcan en el desierto puesto que es necesaria una mínima cantidad de agua; en tierras con un régimen pluviométrico de 500 mm3, donde a día de hoy, apenas hay nada.

Por fin, se han obtenido los resultados esperados del proyecto Genes involucrados en el medio ambiente, que comenzó tras doctorarse en 1993, de arduos años de trabajo, donde, tras la identificación del gen, realizaron gran volumen de experimentos en Arabidopsis thaliana, donde observaron que la resistencia y productividad aumentaban.”Si nos hubiéramos propuesto encontrar el gen resistente a la sequía, quizás nunca lo habríamos encontrado. Llegamos casi por azar”, apunta la investigadora.

 Actualmente, la empresa Bioceres, fundada por productores argentinos y especializada en agrotecnología, en asociación con la empresa semillera estadounidense Arcadia, es la que tiene la licencia del producto, al financiar las siguientes fases de investigación.

Este descubrimiento promete aumentar la productividad y ganancias de Argentina. Es el segundo exportador mundial de maíz, primero de aceite y harina de soja, en tercer puesto con las semillas de soja y cuarto proveedor de trigo.

por María Tristán

Un comentario sobre “Gen de resistencia a la sequía, una revolución biotecnológica

  • el agosto 20, 2012 a las 4:04 pm
    Permalink

    Muy buen artículo María, siempre he querido dedicarme a este tema algún día y has conseguido volver a motivarme.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *