Una variedad de trigo no autorizada levanta la alarma

Una variedad de trigo transgénico no autorizado ha despertado el celo de la comunidad mundial y especialmente el de la Japonesa, uno de los mayores importadores de trigo. Japón ha cerrado las fronteras al trigo de Estados Unidos hasta que se aclare el asunto, rechazando 25.000 toneladas del cereal. El trigo modificado es resistente al gliofosato, componente principal del herbicida Roundup fabricado por la firma Monsanto.

Desde el pasado 31 de abril el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas) está investigando la procedencia de una variedad de trigo genéticamente modificada tras descubrir su presencia en un campo en Oregon. Actualmente no existe ninguna legislación que permita la compraventa para consumo de especies de trigo transgénicas. Asia, principal consumidor de trigo, ha reaccionado fuertemente ante la noticia y países como China, Corea del Sur o Filipinas están vigilando de cerca las importaciones. El gobierno de Japón, sin embargo, ha cancelado la licencia de comercio de trigo con América. Este país es uno de los más sensibles en cuanto al consumo de alimentos transgénicos se refiere.

La agencia de Regulación estadounidense ha declarado que la variedad es totalmente segura y que no acarrea ningún tipo de efecto perjudicial para la salud. Una tecnología similar se emplea en especies de soja y maíz, aprobadas para consumo, pero no en trigo, cuya regulación impide su comercialización. La empresa Monsanto efectuó ensayos con este trigo en diversos campos abiertos entre 1998 y 2005, año en el que dejo de efectuar pruebas con la variedad.

wheat-600

La Comisión Europea ha solicitado a los Estados miembro la verificación de las importaciones de trigo proveniente de Estados Unidos para asegurar la protección de los consumidores europeos. Por su parte Monsanto dijo en un comunicado oficial que se trata del primer caso de trigo transgénico encontrado en un campo desde el fin de los ensayos en 2005, y prometió “cooperar con el USDA para confirmar los resultados de las pruebas”.

En una declaración para la prensa, Bill Freeze, analista del Centro para la Seguridad de los Alimentos (Center for Food Security), una ONG opuesta a los transgénicos, afirmó que “este incidente demuestra la incapacidad del sistema regulador estadounidense” en lo que refiere a los cultivos genéticamente modificados.

Trigo Transgénico
Trigo transgénico. Fuente: Biology Fortified Inc.

El trigo genéticamente modificado, señalaba, no ha sido autorizado en Estados Unidos, donde se enfrenta a una fuerte oposición de grupos ambientalistas y consumidores. Freeze, además, denuncia la ausencia de controles de los productos transgénicos por parte de la Agencia de Medicamentos y Alimentos estadounidense (o FDA, por sus siglas en inglés). El USDA, a su vez, se ha tomado muy enserio las consecuencias de este evento y afirma que “no hay señales de que el trigo manipulado genéticamente haya entrado al mercado comercial”.

Este suceso no es un hecho aislado. En 2006, una gran parte de la cosecha de arroz estadounidense fue contaminada por una cepa experimental de la empresa Biotech Bayer CropScience, lo que produjo una prohibición en Europa y Japón que redujo fuertemente los precios de mercado. Puesto que el trigo es el alimento más básico con más comercio del mundo y el grueso de las provisiones procede de Estados Unidos, los especialistas advierten que el descubrimiento podría afectar gravemente a las perspectivas de comercio del trigo en los próximos meses.

2 comentarios sobre “Una variedad de trigo no autorizada levanta la alarma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *