Nuevas terapias que usan el sistema inmunitario contra el cáncer

Tres prometedoras técnicas basadas en la administración de anticuerpos de diseño fueron presentadas en el pasado Congreso Anual de Oncología Clínica de Chicago. Los fármacos muestran resultados muy exitosos llegando incluso a eliminar tumores en estado avanzado utilizando el estimulo del propio sistema inmune en la lucha contra el cáncer. Estos descubrimientos han sido probados para pasar a la siguiente fase clínica que implica un gran número de pacientes.

Estos tres tratamientos han obtenido consecuencias asombrosas, explican los especialistas, en la eliminación de los melanomas, una de las formas más letales y rápidas del cáncer. Un tercer tratamiento muestra también la capacidad de tratar otros tipos de tumores como son el de riñón o pulmón.

En el primero de ellos, denominado Lambrolizumab, hasta 57 pacientes con melanoma avanzado consiguieron reducir a más de la mitad el volumen del tumor;  al menos seis de las mismas, las que recibieron la mayor dosis del tratamiento, vieron como el melanoma desaparecía por completo. En el segundo de los fármacos basados en anticuerpos, denominado Nivolumab, también se consiguió reducir drásticamente el volumen del melanoma así como eleminarlo por completo en tan solo doce semanas de administración. El tercero de los tratamientos tiene una diana distinta a la de los dos anteriores y ha mostrado excelentes resultados en el tratamiento de cáncer de riñón y pulmones.

“Muchos de los effectos ocurren rápidamente, a veces incluso en tan solo tres semanas” explica Jedd Wolchok, uno de los investigadores implicado en el desarrollo del segundo fármaco.

ASCO2013
ASCO 2013. Fuente: Página oficial del Congreso

Nuevas maneras de enfrentarse al problema

Las terapias expuestas en el congreso resultan especiales en la medida que actúan de una forma poco convencional en cuanto al tratamiento del cáncer se refiere. Éste, que es un conjunto de patologías asociadas al crecimiento incontrolado de células del propio cuerpo, consigue ocultar las propias células tumorales ante el excrutinio del sistema inmune, el defensor interno del sistema.

Si este es incapaz de detectar el peligro, no se pueden tomar medidas contra él. De esta forma las células tumorales muestran en su superficie un “ligando”, o molécula, que activa en las Células T, las encargadas de detectar el agente peligroso, un receptor llamado PD-1. Una vez activado, este receptor le indica a las Células T de que no hay ningún peligro, por lo que el sistema inmune no puede atacar.

Dominios del ligando PD-L1 que activa a PD-1. Fuente: PNAS

Al contrario que los tratamientos tradicionales con radio y quimioterapia, la acción se centra sobre el paciente, y no en el ataque del tumor, dándole la oportunidad al sistema inmune de contraatacar. Los dos primeros anticuerpos actúan directamente sobre el PD-1, bloqueando la capacidad de activarse con el ligando de la célula de manera que el tumor no puede ocultarse haciéndose pasar por células sanas. De esta forma el propio sistema inmune se hace cargo de manera natural y elimina el tumor en proceso. El tercer fármaco actúa directamente sobre el ligando de las células cancerígenas y ha mostrado ser muy eficiente en diversos tipos de tumores.

Sistema inmune, un capitulo nuevo en el tratamiento del cáncer

Los hallazgos expuestos en Chicago abren la puerta a un nuevo punto de vista en el tratamiento del cancer. Otros tratamientos como la ingeniería genética personalizada ya había conseguido resultados abrumadores en el tratamiento de la Leucemia anteriormente. Sin embargo, en este caso los medicamentos son fácilmente reproducibles y administrables y su efecto deriva en una potenciación dirigida del sistema inmune contra el cáncer.

Dos células T actuando sobre el Tumor. Fuente: Steve Gshmeisserner/Science Photo Library
Dos células T actuando sobre el Tumor. Fuente: Steve Gshmeisserner/Science Photo Library

El sistema inmunitario es espacialmente eficiente en la eliminación no solo de los agentes dañinos y foráneos sino que, además, tiene una capacidad innata de sobreponerse a los cambios genéticos que pueden proteger a estos patógenos. Precisamente, es su capacidad mutable la que provoca la dificultad en el tratamiento de los diversos cánceres. Esta nueva estrategia de terapia con anticuerpos ofrece resultados casi milagrosos y todo un nuevo espectro de tratamientos a cuyo desarrollo emergente ya se han sumado muchas compañías Biotech estadounidenses.

Fuentes Bibliográficas

Notas de Prensa

Otras Referencias

 

Un comentario sobre “Nuevas terapias que usan el sistema inmunitario contra el cáncer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *