Encontrado el mecanismo genético tras los mosquitos resistentes a los insecticidas

Investigadores de la Liverpool School of Tropical Medicine han encontrado el mecanismo genético de la existencia de mosquitos resistentes a los insecticidas piretroides como la permetrina, uno de los más extendidos o el más controvertido DDT. El estudio se ha centrado en una única mutación genética que permite que estos insectos se vuelvan resistentes a las medidas de control más empleadas.

La investigación, publicada en el journal of Genome Biology, cimienta el aspecto genético y molecular para un mejor entendimiento de la malaria. Ésta se explica como una mutación sencilla (L119F) del gen denominado GSTe2 permite a Anopheles funestus, un importante vector de la enfermedad, romper las moléculas de DDT haciendo que estas se vuelvan inocuas en su organismo. El mismo gen es capaz de hacer al mosquito resistente a la acción de la gran mayoría de insecticidas de uso general en el cuidado público de la salud. Por tanto, su estudio ayudará a un control más eficiente del insecto, especialmente en zonas donde la malaria es un problema social grave.

mosquitos resistentes

“Encontramos una población de mosquitos completamente invencibles por parte del DDT y que presentaban cierta protección ante los piretroides”, explicaba Charles Wondji, uno de los autores; “y quisimos dilucidar la base molécula de esta resistencia para comprender mejor y poder diseñar, así, un campo de actuación”. Tomando los mosquitos de una piblación de Pahou, en Benin, África, comenzaron el estudio comparativo de su genoma y otra población salvaje control. En la cepa mutante se detectó la expresión irregular y masiva del gen GSTe2. Una vez caracterizada la mutación molecularmente, el equipo diseñó un protocolo para realizar diagnósticos basados en ADN de otras cepas del mundo. Finalmente la misma mutación fue detectada en otras áreas del mundo confirmando la hipótesis del equipo.

Otro hallazgo de la investigación indica que solo esta sencilla mutación es necesaria para producir la resistencia. Para comprobarlo el equipo introdujo el gen mutante en Drosophila melanogaster, una especie completamente ajena a Anopheles sp. El resultado fue asombroso ya que el organismo modificado con ese único gen se vuelve igualmente resistente tanto al DDT como a la permetrina. Con el protocolo diseñado para detectar la mutación podrán diseñarse herramientas y campañas más eficientes de control del mosquito y, por tanto, de la malaria. Esta enfermedad afecta a más de 396 millones al año causando la muerte de hasta 2,7 millones de personas, una cifraque se ceba especialmente en África donde la mortalidad infantil alcanza hasta el 75% del total de víctimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *